Actividades para desviar tu atención de la ira

Hay tantas causas capaces de despertar la ira y los sentimientos resultantes varían demasiado. En realidad pueden ser varios los motivos por los se despierta nuestro enojo, pueden ser sentimientos de culpabilidad, tal vez ansiedad  o simplemente te sientes amargado o frustrado.

La ira es un sentimiento natural para todos. Pero sólo algunos saben como manejarlo. Si tu ira sobrepasa un límite, los resultados serán destructivos.

No sólo esto, sino que además también afecta tu salud. Lo importante es poder desviar tu atención y hacerte razonar sobre la causa de la ira.

Luego de pasar alguna situación que te haya generado ira, el siguiente sentimiento es estar enojado. Es posible que estés en la búsqueda de un de respiradero o estés buscando la manera de desahogarte, tal vez necesitas mostrar estos sentimientos, sin lastimar a nadie.

Si descargas estos sentimientos de ira y frustración en otros seres humanos, el problema sólo empeorará. El que te hizo enojar puede ser tu cónyuge, hijos, algún compañero de trabajo o tu jefe, y en ocasiones podemos descargar nuestros sentimientos en personas adicionales que de inicio no estaban involucradas.

Pero no es prudente mostrar tu ira sobre otros. Esto no hará sino agravar la situación. Es por ello que necesitas aprender algún método para desahogarte y desviar tu enfoque.

Un ejercicio eficaz al momento de manejar la ira, es escribir acerca de lo que estás sintiendo, y realizarlo en forma de preguntas y respuestas. De tal forma que desahogues lo que sientes y dejes de enfocarte en la situación o persona que lo causó.

Posteriormente conforme te empieces a desahogar, empieza a escribir sobre lo que te haría sentir mejor, pero enfocado en aspectos positivos, sin dañar a nadie, esto te permitirá visualizar opciones, pero de forma positiva, lo cual te ayudará  a mejorar tu estado de ánimo.

Esta clase de ejercicios son de mucha utilidad especialmente para los niños. Cuando los niños se enfadan, tiran algo a los demás o se comportan con rudeza, están manifestando un episodio dominado por la ira.

Es aquí donde se debe comenzar a trabajar en el control de la ira. Es un buen hábito para aprender a dominar el enojo desde una fase temprana.

En el caso de los niños, para que adopten este tipo de prácticas,  se pueden utilizar  hojas de colores y con dibujos, a fin de que se sientan atraídos, y además de escribir pueden dibujar lo que sienten, y posteriormente realizar un dibujo de cómo les gustaría que fueran las cosas.

Debes darte cuenta que al estar enojado sólo haces daño a ti, y a los demás. Por lo tanto, debes aprender a re-direccionar tu ira. Estos ejercicios podrán ayudarte a enfocarla en otro lado y posteriormente dirigirte hacia algo positivo.

Con la ayuda de los ejercicios que te compartimos en este sitio, podrías aprender las técnicas de control de la ira y la comprensión de sí mismo.

Además también te servirá para cuidar tu salud, y estarás libre de un sentimiento tan negativo para tu vida, además de los riesgos de los problemas físicos causados por la ira.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15