Control de Ira

Autoevaluación para calificar la ira

Uno de los aspectos más importantes para poder empezar a controlar la ira, es reconocerla y aceptar que tenemos un problema que podemos trabajar.
Para poder reconocerla utilizaremos un cuestionario sencillo pero de mucho valor, pues no ayuda a identificar que tan grave es nuestro problema, y no solo tiene la función de hacer una autoevaluación, sino que además nos servirá de guía inicial para empezar a trabajar con nuestro enojo o ira.

Es muy recomendable realizar esta prueba del manejo de la ira, aun si está seguro de que no la necesita, no obstante lo más importante es ser honestos con uno mismo, pues de lo contrario estaremos perdiendo la oportunidad de mejorar en algo que nos puede ser de mucha ayuda para ser más felices.
Solo tómese unos minutos, y responda con total honestidad a estas simples preguntas:

– ¿A menudo, me siento irritable y de mal humor?
– ¿Me sobresalto y me invade la rabia por simples razones?
– ¿Discuto con otras personas a menudo?
-¿ Creo que los demás no me tratan con justicia?
– ¿Me siento furioso cuando me critican?
– ¿El sentimiento de venganza me persigue con frecuencia?

Si las respuestas a por lo menos tres de estas preguntas son afirmativas, entonces muy probablemente será necesario que empieces a trabajar en el manejo de tu ira, e incluso requieras prueba más detallada para obtener más información acerca de lo que causa tu enojo.
En caso de que solo hayas contestado de forma afirmativa a menos de tres preguntas probablemente no tengas un problema grave que atacar, no obstante si alguna de tus respuesta fue afirmativa, es recomendable que puedas identificar que te está causando los pensamientos negativos y empieces a trabajar para cambiarlos por pensamientos positivos, antes de que puedan crecer en convertirse en un problema.
También es importante considera realizar estas simples preguntas a los niños, especialmente los niños pequeños, que son incapaces de controlar su ira, y si desde temprana edad identificamos algún problema, podemos darles alternativas para redirigir sus impulsos y sacarlos de su ira.
Este tipo de preguntas simples nos pueden ayudar para darnos cuenta que tanto hemos avanzado en el manejo de la ira, y una variante que se puede utilizar es la de dar una escala a cada pregunta ya sea de 1 a 5 o 7, y posteriormente sumar los puntos totales, para posteriormente conforme se avance en el problema poder cuantificar los resultados.
Es por ello que el test de manejo de la ira, es una gran herramienta para aquellos que se comportan de manera única cuando están enojados, ya que de una forma simple puedes medir tu situación actual y los avances que tienes conforme empiezas a trabajar en tu favor para controlar la ira.

Esta evaluación es también utilizada por los consejeros profesionales, ellos pueden conocer así, de una forma muy rápida su naturaleza sin necesidad de entablar una relación demasiado profunda con el entrevistado. Utilizan esta prueba de manejo de ira, como una herramienta para evaluar su comportamiento.
Así como está herramienta existen muchas otras que nos ayudan a identificar nuestro nivel de ira, lo importante es primero que nada reconocer que podemos tener un problema o mejorar en el manejo de ira, y realizar un diagnóstico inicial que nos servirá de punto de partida para establecer un plan de acción.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15