Metas que motivan

Cuando se trata de establecer metas uno de los aspectos más importantes que debemos considerar, es que realmente nos motiven, nos hagan estremecernos al pensar que podemos lograrlas, quizás suene algo completamente lógico, no obstante en muchas ocasiones encontramos personas que no logran sus metas y uno de los principales problemas y que no existe un motor que las impulse.

El problema es que cuando definimos nuestras metas no siempre visualizamos los grandes beneficios que nos traerán cuando se cumplan, principalmente cuando se trata de una un objetivo que de inicio no necesariamente queremos lograr.

Por ejemplo, hacer ejercicio o bajar de peso, estos son algunos objetivos que muchas personas se proponen de forma frecuente, y de igual forma es muy común que no logren cumplirlos. Pero cuál es el problema si en realidad son objetivos que me ayudarán y beneficiarán, porque no logramos entonces motivarnos para cumplir nuestras metas.

Antes que nada debemos fijarnos grandes metas, que realmente sean un gran reto para que puedan motivarnos, por ejemplo por ejemplo en lugar de bajar 1 kilo por mes, se pudieran definir 5 kilos mensuales. Pero no solamente debemos establecer metas retadoras, sino también visualizar a detalle los beneficios que nos traerán, ya que de lo contrario las dejaremos en un corto tiempo.

Recuerda que lo que nos produce placer nos impulsa en nuestros comportamientos, así es que si el bajar de peso implica dejar de comer alimentos que nos gustan, no será algo que nos mantenga motivados, y buscaremos una forma de abandonar nuestra meta; ya que en ocasiones el simple hecho de saber que nos ayudará a nuestra salud, no es suficiente, debido a que no nos produce un placer instantáneo.

Así es que si lo que defines en tus objetivos, no te emociona, quizás no es el adecuado, o no has encontrado los motivos necesarios. Si tomamos el mismo ejemplo de bajar de peso, debemos identificar todos los motivos por lo que queremos realizarlo y el placer que nos dará; como el tener una mejor imagen de nosotros mismos, elevar la autoestima, sentirnos mejor al levantarnos cada día, ser más saludables, poder disfrutar más la vida con mis seres queridos, etc., lo importante es que realmente sientas el placer que te brindará el lograr tu meta, para que te sirva de ancla para continuar hasta logarla.

En resumen, si no definimos metas que nos motiven lo suficiente, e identificamos los beneficios que obtendremos, es muy probable que no lleguemos a cumplirlas, por lo que te invito a realizar un ejercicio de reflexión con respecto a estos puntos, y que se convierta en parte de tu ritual al establecer tus objetivos.

Escrito por: Marco Lara

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15