¿Por qué debemos controlar la ira?

La ira es una emoción muy poderosa que puede dar lugar a situaciones destructivas o violentas. Por lo general, algo que viene de una molestia de poco en poco,  se hace más grande y más grave debido al inmenso poder de la misma.

Incluso podemos observar en las familias y la sociedad, gente molesta en el tráfico, y mucha violencia en las ciudades, debido a la falta del control de esta emoción.

No podemos culpar a alguien por estar enojado, debemos asumir nuestra responsabilidad para controlar nuestras emociones. En ocasiones realmente no existe una razón específica para estar enojado, sino que es un estado permanente en el que ya nos encontramos.

Sin embargo, tenemos que saber que la ira puede afectar realmente muchos factores en nuestras vidas y que podría estar arriesgando demasiado por ella. Hay muchas formas en la que afecta las relaciones con las personas que nos interesan, y que normalmente es lo que más nos preocupa en la vida.

Cuando una persona pierde el control de su propio ser y puede volverse violento sólo intenta liberar la fuerte presión dentro de él. Si esto sucede, podría empezar a maldecir a otras personas o lo que es peor, puede hacerles daño físicamente.

La mayoría de los casos violentos son causados por la inmensa ira o enojo que permitimos se desarrolle en cada uno de nosotros. Por ejemplo en algunos hogares, podríamos dar el ejemplo de cuando los niños son muy juguetones y con algún tipo de situación molestan a los padres, si la situación se sigue repitiendo, y los padres no saben cómo corregirla para educar a sus hijos, pueden empezar reprimiendo con algún grito o en el peor de los casos golpear a sus hijos. Esto último es un claro signo de la falta de control de la ira, y que a largo plazo deteriorará la relación de esta familia.

En ocasiones, podemos estar tratando con personas difíciles en algún momento de nuestra vida,  tal vez son personas que frecuentemente se encuentran enfadadas. En estos casos si eres observador, te podrás dar cuenta que son personas que no cuentan con felicidad en su vida, y no saben cómo encontrarla pues siempre están molestos.

Lo importante es que tú no seas una de esas personas, y en caso de tener ciertos signos, lo que debes hacer antes que nada es reconocerlo, y darte cuenta que puedes empezar a trabajar para cambiar tu vida.

Los casos anteriores son solo algunos ejemplos de cómo la ira afecta la vida de las personas, por lo que si queremos vivir felices y en armonía, es una de las principales emociones que debemos controlar.

Todos vamos a estar expuestos siempre a situaciones que nos pueden molestar, no obstante podemos decidir como reaccionar ante cualquier tipo de situación para no afectar nuestra vida.
De tal forma que no es necesario gritar o lastimar a otros. Sino encontrar formas positivas para manejar cada situación, en lugar de permitir que nos afecten  yhagan daño, poco a poco aprenderemos a encausar nuestra ira de una mejor forma.

El enojo puede desaparecer y volver de nuevo. Pero el perder a la gente que amamos, nos afectara toda la vida. Es por eso que tenemos que encontrar maneras para contralar esta emoción tan destructiva.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15